5 TRUCOS PARA ESTUDIAR PIANO Y NO ABANDONAR

Captura de pantalla 2017-09-21 a las 10.48.08

5 CONSEJOS PARA EMPEZAR A TOCAR EL PIANO Y NO ABANDONAR

Puede ser que te estés preguntando: ¿Soy demasiado mayor para tocar el piano? ¿Has pensado en aprender, y luego sentías que las probabilidades iban en tu contra?  ¡Rompamos esa barrera! . Con algunas herramientas que existen en internet , y un cambio en la mentalidad y la determinación, puedes conseguirlo.

Aquí tienes  5  consejos  para conseguirlo.

1. Que tu edad sea una ventaja

Has decidido empezar a aprender piano: ¡felicidades! La palabra clave aquí es: decisión. Significa que has empezado a recibir clases de piano después de un proceso de pensar, investigar y convencerte de que puedes hacerlo.

A diferencia del aprendizaje del piano como un niño, tu tienes la última palabra en todo: la frecuencia de la práctica, las canciones para aprender, el género de la música. ¡Eres un adulto en pleno funcionamiento!

Sin embargo, un gran poder conlleva una gran responsabilidad, como el tío Ben dijo una vez. Así que cuando ya hayas decidido recibir clases de piano, acata esa decisión. No lo tomes a la ligera y dalo todo.

2. Aprende tus canciones favoritas para llegar a conseguirlo.

La parte más difícil de aprender el piano como adulto es, probablemente, encontrar una motivación continua para la práctica. Muchos adultos que empiezan a estudiar música se detienen después de un tiempo porque simplemente no se dieron cuenta de que la práctica lleva tiempo y una enorme carga de disciplina.

Muchos se desaniman porque sienten que no van a ninguna parte. ¡Pero puedes evitar que esto suceda! Una forma es practicar tu género y canciones favoritas.

3. Mezcla horarios estrictos y flexibles para tus prácticas

Te recomiendo que tengas un horario claro, día y  hora para sentarte al piano. No dejes de hacer de tu práctica un hábito. Su mentalidad debe engranar hacia tener su práctica como una prioridad. Cree un horario fijo para el tiempo y los días que esté seguro de que puede hacerlo. Si sabes de antemano que no vas a ser capaz de practicar, haz  un horario flexible para compensar las sesiones perdidas. 

4. Escucha toda la música que puedas 

Si estás aprendiendo un instrumento es porque te gusta la música. Sigue escuchando mucha música de diversos géneros. Pero no te detengas ahí. Practica tu oído para escuchar melodías, acordes y ritmo. Imagínate frente al piano e intenta asociar el sonido que escuchas a las notas y las teclas.

5. Las partituras son tus amigas. 

Ser capaz de leer partituras es crucial si quieres dominar el piano y no sólo jugar con la memoria. Además, esta es una habilidad que te permitirá tocar CUALQUIER música mientras tengas la partitura.

Cuando conozcas todos los elementos que puedes encontrar en una partitura (clave, notas, etc) los símbolos dejarán de parecer jeroglíficos. Una vez que sepas a qué se refieren los símbolos musicales, puedes traducirlos a la práctica en tu piano.

Un consejo: En lugar de aprender partituras y teoría por sí misma, donde puede ser  aburrido y duro,  apréndelo mientras tocas. l estado de ánimo adecuado.

Recuerda, las lecciones de piano, ya sea para adultos o niños, llevan su tiempo. Y….. no te rindas!!!